En sus 51 años de vida, pocas han sido las veces en las que cada uno ha ido por su lado. Reyes de la fiesta e iconos de moda, Dean y Dan, los gemelos Caten, fundadores de Dsquared2, todavía se divierten con la moda. Aunque para ellos es un negocio muy serio… de 200 millones de dólares.

POR JOSÉ LUIS DÍEZ-GARDE

Podría parecer que se lo toman todo a broma pero la verdad es que lideran un negocio con beneficios de 200 millones de dólares al año. Dan y Dean Caten son una de las parejas más productivas de la moda. En 2014 celebraban sus 50 años (son gemelos) y en 2015 los veinte dedicados a la moda. Este año se han centrado en la expansión mundial de la marca. Acaban de abrir una tienda en Madrid (Ortega y Gasset, 5) y planean otra en Barcelona y ocho más a nivel mundial: «Sin el retail, la gente se hace un lío y puede pensar que solo somos una marca de camisetas y vaqueros», aseguraba Dan en la revista Forbes el año pasado. Así que han decidido poner solución a eso y demostrar todo lo que hay detrás de una marca de origen canadiense pero fundada y asentada en Milán con unos directores creativos que viven en Londres. Y con todo funcionando a las mil maravillas.

Dan y Dean se terminan uno a otro las frases, se conocen a la perfección y pueden adivinar en milésimas de segundo lo que está pensando el otro. Y es que no se han separado en medio siglo: «Vivimos juntos y viajamos juntos –confiesa Dean–. Y a veces desarrollamos conceptos de las colecciones cuando estamos tirados en la cama hablando». Así salen propuestas excesivas que pueden tocar todo tipo de temas, desde un homenaje a Estados Unidos con sombreros xxl a una sabia actualización del japonismo (como en su última colección) o una reflexión sobre la actualidad.

«Tenemos la suerte de poder hacer un trabajo que nos gusta y tener éxito con ello. Para nosotros es un sueño»

Esto último lo veremos en su colección de la primavera de 2017. En ella subieron a los modelos (todos, como es habitual en la casa, bellos dioses del Olimpo con cuerpos cincelados en el gimnasio) a altísimos tacones. La idea inicial era mezclar la estética glam rock con la cultura urbana londinense que se materializa en el chico duro que viste bomber y vaqueros pero que siente curiosidad por subirse a unas plataformas de vértigo. Esto le daba un toque drag queen que lo que pretendía era ser una «celebración de la homosexualidad». Una pareja como la de los Caten que no tiene complejos en grabar un vídeo en paños menores y tacones al ritmo del último éxito de Jennifer Lopez y compartirlo en Instagram, que para nada oculta sus gustos sexuales y que se vio muy afectada por los sucesos del club Pulse de Orlando el junio pasado. De ahí que quisieran recordar a las víctimas de la manera que ellos mejor saben hacer: exaltando el valor de la vida, disfrutando del momento. Y es que ellos son algo así como la perfecta encarnación del carpe diem.dd_fw16_Dean & DanDean y Dan Caten salen a la pasarela a saludar tras presentar su colección para hombre en la última Semana de la Moda de Milán.

 

«Somos muy afortunados de poder hacer un trabajo que nos gusta y además tener éxito con ello», aseguraba Dan a la revista Esquire. «Esto no es un trabajo para nosotros, es un sueño hecho realidad. Estamos viviendo nuestro sueño, de ahí que no consideremos que haya motivo para estar tristes». Se entiende por tanto que sus desfiles sean siempre una celebración. Y que tan famosa como los shows que montan en la Milan Fashion Week sea su conocidísima fiesta en Mykonos (sí, allí se repiten los adonis griegos en la piscina).

Pero cuidado, que nadie se despiste ni se lleve a engaño. Ellos no le quitan ojo al negocio y están al tanto de todas las novedades. La última decisión que han tomado es juntar sus desfiles. El próximo enero, durante la pasarela masculina de la ciudad italiana, se exhibirán tanto las propuestas masculinas como las femeninas. «El sistema de la moda tiene que ser tan fluido y moderno como los cambios que propone en la pasarela –explican–. Estamos listos para estos cambios y es algo que para nosotros llega de una manera natural porque nosotros siempre hemos diseñado Dsquared2 hombre teniendo en cuenta a la mujer y viceversa». Según relataban a la revista Vogue, la decisión de presentar el desfile durante la semana de hombre es porque el grueso del negocio lo tienen en hombre «un 60/40 por ciento». Así que la fiesta se traslada a enero.

«Estamos listos para los cambios. Siempre hemos diseñado Dsquared2 hombre teniendo en cuenta a la mujer, y viceversa»

Con diez colecciones al año (que no significan diez desfiles, y menos ahora que fusionan los shows), un estudio en Londres y un espectacular showroom y sede en Milán, la compañía de los hermanos Caten se presenta como un gran grupo independiente que todavía pertenece a sus fundadores.

Con Ceresio 7, su restaurante con piscina en Milán, empezaron a trabajar un nuevo modelo de negocio que están pensando en expandir a nivel internacional, pero siempre adaptándolo a la ciudad. La capital de la moda italiana no tenía un rooftop de este nivel y ellos se encargaron de crearlo. ¿El resultado? Otro éxito en el que es difícil tener mesa y donde se les suele ver muy bien rodeados cuando están de visita a sus oficinas. Y es que ese es otro de los secretos de Dan y Dean, siempre están muy bien rodeados: Beyoncé, Rihanna, Lenny Kravitz o Britney Spears son algunos incondicionales que proclaman su amor por esta firma que, según reconocen, sabe abusar de lo sexy sin caer en lo chabacano. Dicen que el truco está en combinar unos tacones altos con unos vaqueros, no abusar. Su hombre, que también juega con lo sexy, se presenta con una silueta estrecha (aunque nunca descartan elementos oversize) que enfatiza el concepto de supermacho que tanto les gusta.Dean and Dan Caten, Madame Figaro, September 25, 2015Aunque solo hacen una presentación, Dsquared2 realiza una  media de diez colecciones cada año.

 

¿Y teniendo tantos amigos famosos, por qué no mostrarlos en sus campañas? «Las celebrities son celebrities y los modelos son modelos», contestaba Dan a Forbes. «No termino de entender por qué usar a las celebrities en nuestras campañas». Y realmente ni falta que les hace, ya que no hay mejor publicidad que una fotografía de Cristiano Ronaldo o Pelayo Díaz con una de sus camisetas. Y de ese tipo de imágenes tienen a cientos todos los días en Instagram. Eso sí, ellos no caen en el juego de las redes sociales: «No creemos en eso de fichar a una modelo por la cantidad de followers que tenga. Si nos gustas, nos gustas, y si no nos gustas… no nos gustas –resumía Dean–. Tiene que ver con la seguridad de las personas. Si piensas en los tiempos de Naomi Campbell, Linda Evangelista  y las supermodelos, ellas tenían toda una larga carrera por delante. Ahora, la chica que está de moda una temporada puede que no lo esté la próxima».

Confiesan estar en uno de sus mejores momentos y si miramos a las cifras antes comentadas es así. Han sabido subsistir sin vacilar en los momentos en que la moda se volvía más minimal y ahora que recupera la pasión por el horror vacui ellos están ahí para captar a un público que busca una marca de lujo accesible que les de una posición social y que además sea moda (y que mejor que alguien com Dsquared2 que son un clásico en Milan Fashion Week).

«No vamos a fichar a una modelo por su número de followers. Si nos gusta, sí; y si no nos gusta, no»

¿Y piensan en la retirada? «Cuando llegue su tiempo y nos sintamos aburridos, que todo llegará, nos decantaremos por otros proyectos», declaraba hace unos meses Dean Caten a Forbes. En la misma entrevista, Dan aseguraba: «Me encantaría encontrar genios como los de Valentino [Pierpaolo Piccioli y Maria Grazia Chiuri, aunque esta última se acaba de estrenar en Dior]. Están haciendo un magnífico trabajo y sé que con gente así mi firma seguirá siendo fantástica».

Pero está claro que aún queda mucho para eso. Mientras, ellos siguen disfrutando de su trabajo, de sus fiestas y de sus amigos. Su vida es un cuento de hadas y seguro que se acerca a eso que soñaron cuando eran pequeños. O quizás nunca imaginaron que llegarían a ser el dúo canadiense más importante en el mundo de la moda. Pero ellos todavía lo toman como un juego. Como tiene que ser.


‘British’ con aire japonés

Hace tiempo que el Reino Unido abandonó sus colonias, pero ambas culturas todavía pueden darse la mano. Es el caso de la colección de Dsquared2 para este invierno en el que las dos islas (la británica y la nipona) se fusionan, en especial la cultura samurai y la escocesa. De esta útima los Caten toman el tartan y el kilt (una pieza esencial para este invierno), mientras que de la primera rescatan la estética samurái. El negro con toques plateados es protagonista junto con brochazos de color que parecen salpicar las prendas y estampados florales ‘made in Japan’.

Dsquared2 Milan Menswear Fall Winter 2016 January 2016 Dsquared2 Milan Menswear Fall Winter 2016 January 2016 Dsquared2 Milan Menswear Fall Winter 2016 January 2016 Dsquared2 Milan Menswear Fall Winter 2016 January 2016 Dsquared2 Milan Menswear Fall Winter 2016 January 2016