OMEGA y el mundo marino siempre han tenido una relación profunda. Sus primeras citas tuvieron lugar cuando Jacques Cousteau, pionero en la exploración oceánica, portaba en su muñeca un reloj inmersión de la marca.

La firma suiza presenta acaba de lanzar a la superficie los modelos Seamaster Planet Ocean Deep Black. Cuatro relojes de 45,5 mm que combinan un modelo GMT y otro de inmersión. El auténtico desafío técnico fue lograr un reloj de inmersión hecho enteramente de cerámica y capaz de soportar la presión del océano a una profundidad de 600 m/2000 ft/ 60 bar. Pero el objetivo se ha alcanzado y el resultado es una creación de vanguardia, única en el sector de relojería.

Características:

– El cuerpo de caja de cada modelo está realizado en un solo bloque cerámico. El mismo material se utiliza también para los biseles unidireccionales y para las esferas, que lucen nuevos números arábigos.

OMEGA no tiene miedo al fondo del mar 4

– En los modelos Black y en oro SednaTM de 18 qt, las cajas y esferas de cerámica se han pulido para obtener un efecto de brillo. Las versiones azul y roja están cepilladas, para lograr un efecto mate, que proporciona aun mejor visibilidad bajo el agua.

OMEGA no tiene miedo al fondo del mar 8

– En la esfera, se ha fijado un nuevo aro GMT, mientras que la escala de inmersión que figura en el bisel cerámico es de Liquidmetal o de OMEGA CeragoldTM.

OMEGA no tiene miedo al fondo del mar 2

– En el modelo Black se ha utilizado también Liquidmetal para el símbolo He de la válvula de helio y el símbolo de la firma de la corona. En los modelos azul y rojo, esos dos símbolos se han coloreado mediante inyección de caucho.

OMEGA no tiene miedo al fondo del mar 9

– Por primera vez, el caucho se combina con la cerámica, para crear un bisel único. En los modelos azul y rojo, esta innovación cubre los primeros 15 minutos.

– Se ha creado un fondo de caja orientado, de modo que las palabras grabadas queden perfectamente en posición. El diseño alveolar del fondo de caja luce también un estético motivo de onda.

OMEGA no tiene miedo al fondo del mar 3

– ¿Por qué los colores? A los 5 m, el primer color que deja de verse es el rojo. En lenguaje militar, supone como ventaja añadida que el reloj de inmersión se va “camuflando” gradualmente e igualándose a su traje de neopreno. A 275 m, el último color -por la baja penetración de la luz- es el tono exacto de azul que se encuentra en el modelo Deep Black de ese color. Finalmente, a una profundidad de 300 m, el océano se vuelve negro. El modelo en oro SednaTM de 18 qt es un objeto de estilo, concebido para quienes disfrutan del tiempo sobre la cubierta.

OMEGA no tiene miedo al fondo del mar 5

– Las índices y agujas son de oro SednaTM de 18 qt o de oro blanco de 18 qt. Están revestidos de Super- LumiNova blanco, que ilumina en los colores verde y azul.

OMEGA no tiene miedo al fondo del mar 11

– Las pulseras de caucho negro tienen la apariencia de tejido. Llevan un pespunte de contraste y han sido tratadas con un revestimiento antibacteriano. La cara interna luce un motivo de onda. La pulsera del modelo en oro SednaTM es de piel impermeable y su cara interna es también de caucho con tratamiento antibacteriano. El cierre desplegable es de titanio ceramizado, mientras que la cubierta es de cerámica, con dos tipos de acabado.

OMEGA no tiene miedo al fondo del mar 6

– Deep Black incorpora el calibre OMEGA Master Chronometer 8906. Resistente a campos magnéticos hasta de 15 000 gauss, cada reloj ha superado las 8 pruebas establecidas por el Swiss Federal Institute of Metrology (METAS). A esta norma superior de precisión y funcionamiento se une la tradicional certificación del COSC. El reloj tiene 4 años de garantía.