No queremos caer en el tópico de que París es la ciudad del amor pero cada dos años el Mundial del Automóvil de París se llena de nuevas criaturas por las que es imposible no sentir un poco de… ¿pasión?, ¿locura?, ¿deseo? Para nosotros es amor verdadero.

POR PEDRO BERRIO

VER NOTICIA